viernes, 20 de noviembre de 2015

VOTEMOS EN BLANCO, CONTRA EL AJUSTE Y POR LA UNIDAD E INDEPENDENCIA DE LOS TRABAJADORES




El balotaje ha desatado una gran deliberación política entre los trabajadores.  

El derrumbe del oficialismo abre la posibilidad de que el derechista Macri alcance la presidencia. El kirchnerismo, por un lado, convoca a votar por Scioli, incluso “con la nariz tapada”. Los opositores, a su turno, nos convocan a votarlos conta la corrupción y la prepotencia de un aparato en descomposición.

En el subte los K están representados por la agrupación Rojo y Negra, mayoría de la dirección de AGTSyP. Un miembro de la Directiva ha declarado “Los metrodelegados apoyan el proyecto nacional” (a Scioli), sin que se conozca de donde obtuvo el mandato para comprometer al cuerpo de delegados  en una postura que en todo caso requeriría de un debate colectivo.

Pero en este caso, no hay un mal menor ni un mal mayor. El ajuste y la corrupción están en las dos candidaturas. En materia de intereses sociales, Macri y Scioli están del mismo lado del mostrador. Devaluación para salvar a los monopolios exportadores a costa de la caída del salario; tarifazo para favorecer a las privatizadas;  arreglos con los usureros internacionales para endeudar todavía más al país es el programa común de ambos bandos.

De un lado Berni, Aníbal Fernandez y la Bonaerense. Del otro la Metropolitana; Montenegro; Fino Palacios.

No hay un choque de principios, por parcial y restringido que sea, entre Scioli y Macri. Son variantes de un mismo polo, el de la clase capitalista. La eventualidad de un gobierno “derechista” es la consecuencia de 12 años de gobierno kirchnerista, que culmina con jubilados que ganan $ 4300 y la mitad de los asalariados en blanco por debajo de $ 6000 y con una catástrofe energética y del transporte.

 Hay votantes trabajadores, claro, de ambos lados de este “River – Boca” con el que nos quieren extorsionar. Nuestro llamado a votar en blanco como Agrupación Naranja, junto al Frente de Izquierda es parte de la lucha contra  la tentativa de dividir a la clase obrera y a la juventud detrás de dos variantes que proponen políticas patronales y anti-obreras.  Y hacer prevalecer la independencia política y la unidad de los trabajadores. 

Ni Scioli, ni Macri. Cada voto en blanco que logremos, servirá para preparar la lucha contra los ajustadores y por todas las reivindicaciones. El 22 de noviembre votemos en Blanco.

LA NARANJA DEL SUBTE (ATM + INDEPENDIENTES)

No hay comentarios: