miércoles, 19 de diciembre de 2012

Comunicado de la Agrupacion Trabajadores de Metrovias

Activistas y delegados del subte presentes en la Legislatura denunciamos que el kirchnerismo ha traicionado a los trabajadores del subte y se dispone a votar en estas horas el proyecto de Macri con muy leves modificaciones. Rechazamos el traspaso del subte a Macri y el cercenamiento del derecho de huelga. Dejamos constancia que la Comisión Directiva de la AGTSyP está realizando negociaciones en el mismo sentido sin mandato ninguno de los trabajadores.


ATM
Christian Paletti – Delegado
Carlos Taborda – Delegado



martes, 18 de diciembre de 2012

Comunicado de la Agrupación Trabajadores de Metrovías


HAY QUE FRENAR EL TRASPASO DEL SUBTE. QUE SE CONSULTE A LOS TRABAJADORES


Los medios informan que el secretario general y el adjunto de la directiva de la AGTSyP, se vienen reuniendo – el pasado viernes, hoy lunes y continuarían mañana – con legisladores de distintas bancadas de la Legislatura, incluyendo la del Pro. Es justamente el macrista Ritondo y el gremialista K Roberto Pianelli, quienes aparecen en esa información opinando que están muy cerca de llegar a un acuerdo para el traspaso del subte a la Ciudad.

Queremos dejar muy claro que los delegados ytrabajadores de nuestra agrupación nos oponemos totalmente a esta conducta. En primer lugar porque el traspaso del subte a Macri es contra los trabajadores con independencia de la modificación de uno o dos artículos del proyecto reaccionario del Pro. La sola conducción del subte por Macri significa que se pondrá en marcha una ofensiva en regla contra los trabajadores y los usuarios. Mediante aumento de tarifas e impuestos y fuerte ataque a las condiciones de trabajo y salario del personal del subte. Es Macri el que lo declara con toda su voz: ‘hay que terminar con la conflictividad gremial’; ‘vamos a reducir el personal con jubilaciones, retiros voluntarios   máquinas expendedoras de boletos y un solo conductor – guarda por tren’, ‘lo vamos a compensar con la extensión de la jornada laboral eliminado el insalubre’. Este es el contenido de la política del traspaso que lanzó Cristina Fernández hace un año para que Macri aplique el ajuste. Y el hombre aceptaría porque una vez con la manija aplicará la mano dura. Así lo declara. Ni siquiera  necesitaría una ley, la jornada de 6 horas por insalubridad la podría eliminar el ingeniero desde la Subsecretaría de Regulación y Fiscalización del gobierno de la Ciudad, que la otorgó en su momento.

La directiva de la AGTSyP no ha recabado mandato para negociar con nadie, ni para apoyar – como declara - el despacho por minoría, que no altera en los fundamental la política macrista. Desde los K a Proyecto Sur, coinciden con gerenciamiento privado, aumento de tarifa y de impuestos. Y lo principal: el subte para Macri. La directiva de AGTSyP, que se reivindica partidaria del gobierno K y del “modelo”, no ha explicado a los afiliados porqué se dirige ciegamente a entregar el subte a Macri, esto es, a meter la cabeza en la boca el león. Y de un león que avisa que los va a decapitar. Sólo la consulta a la base permitiría saber cuántos trabajadores apoyan entregar el subte a estos gurkas.

Proponemos que se retiren los proyectos de traspaso y que el gobierno nacional, que hace 18 años que tiene el subte a su cargo, convoque a los trabajadores a estudiar una salida diferente para el subte. Sin tarifazo, sin impuestazo, con investigación de las cuentas de Metrovías y sus desvíos millonarios de subsidios, con anulación de la concesión y con aplicación de impuestos a las  ganancias extraordinarias del gran capital para un fondo de recuperación del subte. Reclamamos también el otorgamiento inmediato de la personería gremial a la AGTSyP único gremio con autoridad y reconocimiento en el subte.

Por ATM
Delegados AGTSyP
Christian Paletti  1562079415 – Carlos Taborda  1531851740 –  Charly Perez 1564826684

lunes, 17 de diciembre de 2012

Comunicado de la Agrupación Trabajadores de Metrovías


El traspaso del subte es contra los trabajadores. Paro y movilización

El abandono del subte por parte del gobierno nacional para traspasarlo a Macri es totalmente reaccionario. Se pretende que sea este quien aplique el ajuste, resultado de la supresión de los subsidios que se efectivizará el 31 de este mes. El gobierno K sabe que Macri practicará “macrismo” y el Ingeniero está dispuesto a tomarlo bajo sus propias condiciones como lo demuestra su proyecto, a saber, con tarifazo, impuestazo y ataque a las conquistas de los trabajadores. Para los del subte restricción del derecho de huelga y flexibilización, para los que viajan, aumento del pasaje y mas impuestazos. Macri, con la vista puesta en el año electoral y en el favor del gran capital, pretende proyectarse como el que viene con mano dura a “disciplinar” al subte.

Los proyectos de la oposición coinciden con la esencia de la ofensiva Pro, ya que aceptan el traspaso, coinciden con el aumento de tarifa, con el incremento de impuestos y con el gerenciamiento privado, incluida la continuidad de Roggio – Metrovias. No se trata,entonces, de negociar uno u otro artículo, sino de impedir el propio traspaso. En su lugar, el gobierno nacional debe convocar a los trabajadores para debatir con ellos una salida a la crisis del subte. Sin tarifazo, sin impuestazo. con investigación de las cuentas de Metrovías , del destino de los subsidios durante 18 años y con el cese de la concesión. Estableciendo un fondo de financiamiento del subte sobre la base de impuestos al gran capital y el control obrero mayoritario. Debe además concederse a la AGTSyP la personería gremial, que lleva más de tres años de trámite y que le corresponde como único gremio genuino de los trabajadores.

Nuestra agrupación trabaja por el paro y movilización el día miércoles sobre la legislatura y por asambleas por línea y asamblea general de la AGTSyP para resolver democráticamente cual debe ser la posición de los trabajadores ante el traspaso.

Por ATM
Delegados AGTSyP
Christian Paletti  1562079415 – Carlos Taborda  1531851740 –  Charly Perez 1564826684

jueves, 13 de diciembre de 2012

Comunicado de Agrupación Trabajadores de Metrovias


 No al traspaso del Subte a Macri 

ATM participa en la movilización que desde las 13 realizarán hoy los trabajadores de Metrovías sobre la Legislatura de la Ciudad. El traspaso proyectado del  subte es una iniciativa del gobierno nacional para que Macri se ocupe de aplicar un ajuste y tarifazo en dicho servicio con la intención de extenderlo luego a todo el trasporte metropolitano. El proyecto del Pro contiene ataques a conquistas históricas de los trabajadores como la jornada de 6 horas por trabajo insalubre y la restricción al derecho de huelga. Y también a los usuarios y contribuyentes en materia de aumento del pasaje e impuestos. La política de moderar uno u otro aspecto de la ley, que llevan adelante las bancadas delkirchnerismo y la centroizquierda no es una salida. Porque en manos del macrismo, los recursos administrativos y políticos para lograr sus fines son innumerables. Todos los proyectos presentados admiten el gerenciamiento por terceros y el aumento del pasaje, esto es, más de lo mismo.


ATM propone que se retiren todos los proyectos y que los gobiernos implicados, nacional y local, pasen a elaborar en una mesa de trabajo con los trabajadores del subte, una salida para la crisis del servicio. Sin tarifazo, ni impuestazo, ni menoscabo de las condiciones de trabajo ni salariales del personal. Con anulación de la concesión a Roggio, apertura e investigación de las cuentas  de Metrovías y constitución de un fondo de financiamiento del subte sobre la base de impuestos al gran capital. Que la crisis la paguen los capitalistas, no los trabajadores y contribuyentes.

Denunciamos que este pretendido traspaso forma parte del mismo paquete de leyes que, entre kirchneristas y macristas de la Ciudad, se ventila hoy en la Legislatura y compromete valiosísimas tierras de la Capital en millonarios negociados inmobiliarios.

Que no pase el pacto Macri – K. No al traspaso del subte.

 ATM 
Christian Paletti  1562079415 – Carlos Taborda  1531851740 – 

Todos a la Legislatura


Por el reconocimiento sin condiciones del sindicato del subte


El operativo traspaso del subte a Macri entró en la recta final. De las comisiones de la Legislatura salió el despacho macrista por mayoría. Mantiene todos los rasgos privatistas y anti obreros de origen: anulación del derecho de huelga, prolongación de la jornada, reducción y flexibilización de personal, impuestos a los combustibles, a los peajes, a las patentes y tarifazo. En síntesis, un programa reaccionario de ajuste patronal y regimentación obrera, ajustado a la voz de orden del gobierno CFK: “Que Macri se haga cargo”, para que cumpla con el trabajo sucio de una política que ambos comparten – eliminación de los subsidios y descarga del déficit sobre el bolsillo popular. Ahora, en el subte. Pero como avanzada sobre todo el trasporte.

Los proyectos de minoría, el del interbloque K (FpV, Ibarra y Sabbatella) y el de Proyecto Sur- Coalición Cívica y FAP-Lozano, coinciden en entregar el subte a Macri, adornado con auditorías y la oposición a las adjudicaciones directas. No se oponen a la línea privatista -más aun, admiten la continuidad de Metrovías. Proponen un financiamiento a partir de ingresos impositivos generales -autopistas, patentes- en lugar del aumento de combustibles propuesto por el PRO; reservan el tarifazo de la nafta para las petroleras. No plantean afectar beneficios o el patrimonio del vaciador Roggio, que se cargó con 18 años de subsidios millonarios para dejar un verdadero servicio chatarra.

La línea de “consensuar” un proyecto opositor alternativo, que promovió con insistencia la conducción kirchnerista de la AGTSyP, habría llevado, a último momento, a un acuerdo entre los K y Proyecto Sur. La oposición pretende modificar artículos en la votación en particular. En cualquier caso, el macrismo ha dado sobradas muestras de que va a arremeter, artículo más, artículo menos, contra los trabajadores y contra la AGTSyP. Lo hace con los docentes, con los trabajadores del Colón, con los estudiantes. Los trabajadores del subte de la Agrupación Trabajadores de Metrovías vienen librando una gran campaña por el retiro de los proyectos legislativos y el reconocimiento del sindicato del subte, sin tarifazo, sin impuestazo y sin tocar las conquistas de los trabajadores. Por la anulación de la concesión a Roggio y la investigación de sus cuentas y destino de los fondos. Este reclamo va indisolublemente unido a la exigencia de que el ministerio de Tomada otorgue la inmediata personería gremial para la AGTSyP, única organización legítima de los trabajadores del subte. Macristas y kirchneristas reconocen a la burocracia de la UTA como representación gremial del subte, y aspiran a neutralizar a los metrodelegados. La Agrupación Trabajadores de Metrovías está distribuyendo una declaración con este programa en las líneas, sus delegados vienen participando en programas periodísticos y una delegación llevó el planteo, a viva voz, a la sesión de las comisiones legislativas que debatían los proyectos y donde asistió una importante barra de trabajadores del subte.

Paro y movilización contra el traspaso macrista, es la consigna de acción que se está difundiendo. Con la participación de todo el movimiento obrero y popular, en una gran campaña de defensa de las conquistas de los trabajadores del subte, que lo son de todo el movimiento obrero.

Sergio Villamil
Articulo Extraido de Prensa Obrera N°1252



domingo, 9 de diciembre de 2012

Hay que frenar el traspaso del subte a Macri: PARO Y MOVILIZACIÓN


Todos el 13 a la Legislatura

El operativo traspaso del subte a Macri entró en la recta final. De las comisiones de la Legislatura ya salió el despacho macrista por mayoría. Mantiene todos los rasgos privatistas y anti obreros de origen, anulación del derecho de huelga, prolongación de la jornada, reducción y flexibilización de personal, impuestos a los combustibles, a los peajes, a las patentes y tarifazo. De  imponerse este proyecto se consumaría la iniciativa del gobierno CFK: “Que Macri se haga cargo”, para que este haga el trabajo sucio del ajustazo, como avanzada de un ajuste general y tarifazo para todo el trasporte metropoitano.

La línea de “consensuar” un proyecto opositor alternativo ha fracasado y Macri va por todo, o por casi todo, en caso de rebajar algún puntito para asegurarse los votos necesarios. Ambas variantes deben ser combatidas porque en cualquier caso, el macrismo ha dado sobradas muestras de su decisión de descargar la crisis del subte sobre los trabajadores y contribuyentes. A Roggio que se cargó con 18 años de subsidios millonarios y nos deja esta chatarra, no se le toca un pelo. Los “opositoras”, kirchenristas y centroizquierdistas, están negociando con el macrismo la modificación de algún punto. Significa que todos coinciden con el traspaso. Mientras tanto los trabajadores son de palo. Espectadores de las trenzas parlamentarias que preparan esta ofensiva, cuando deberían ser ellos los que discutan y conduzcan una salida al derrumbe actual del transporte subterráneo.

Este traspaso viene a aplastar la organización de los trabajadores del subte, apoyado en la burocracia de la UTA. Y más allá del subte,  a imponer con ello, un modelo de régimen de gobierno, basado en la derrota de las organizaciones obreras independientes. De allí la gravedad de que las centrales obreras y la CGT Moyano especialmente,  no hayan abierto la boca a favor de la lucha del subte. Privilegian seducir a Fernandez de la UTA, cuya personería en el subte se ve amenazada por el repudio de las bases.

El traspaso macrista no debe pasar. Por el retiro del proyecto. Para que ambos gobiernos implicados convoquen a la AGTSyP a conformar una mesa de trabajo para una solución en el subte, sin tarifazo, sin impuestazo y sin tocar las conquistas de los trabajadores. Con anulación de la concesión a Roggio y la investigación de sus cuentas y destino de los fondos. En la misma línea, que el ministerio nacional otorgue la inmediata personería gremial para la AGTSyP, única organización legítima de los trabajadores del subte.

Paro y movilización contra el traspaso macrista, con la participación de todo el movimiento obrero y popular. Gran campaña nacional de lucha hasta frenar el intento de golpe reaccionario a la clase obrera y el pueblo.

 Por ATM
Christian Paletti  1562079415 – Carlos Taborda  1531851740 – 




Comunicado del Partido Obrero ante el 7D


1.     La derrota judicial del gobierno es el resultado de las contradicciones insuperables de su propia política. Después de armar una telaraña de presentaciones judiciales quedó enredado en ellas, al arbitrio de medidas cautelares, recusaciones de jueces y recursos de per saltum. Era el final natural de una “ley de medios” que nunca pretendió democratizar la palabra, sino proceder a un re-distribución capitalista del negocio de los medios de comunicación audiovisuales. La posibilidad de manipular licencias y derechos de propiedad chocó con la resistencia de la Justicia, que actúa bajo la presión de los grupos económicos, tanto de los que apoyan al gobierno como los que militan en el campo opositor.

2.     El gobierno no libró la batalla contra el monopolio Clarín en nombre de la libertad de prensa. Por el contrario se alió a otros monopolios, como las empresas telefónicas, y a capitalistas que en el pasado eran opositores y que se acercaron al oficialismo viendo la oportunidad de quedarse con los despojos de Clarín, como el grupo Vila-Manzano. Por la vía de armar una red de medios en manos de grupos afines, el gobierno pretendió monopolizar el discurso ante la población y evitar el desmoronamiento de un régimen de gobierno basado en el arbitraje personal.

3.     Una prueba irrefutable que desmiente las intenciones democratizadoras del gobierno es en la demanda presentada por el titular de la AFIP, Ricardo Etechagay, contra los periodistas Majul y Matías Longoni. En el caso de Longoni suma a su condición de trabajador de prensa una actividad gremial en la formación de la comisión interna del diario Clarín. Una característica distintiva de este gobierno es que nunca apeló a los trabajadores cuando, ocasionalmente, tuvo choques con los grupos económicos. Pasó en el conflicto con la 125 y en los desencuentros con el grupo Techint. No debe sorprender, por lo tanto, que las patronales agrarias le hayan ga! nado la calle al gobierno y que ahora el voto contrario de la Justicia no haya despertado movilizaciones callejeras o demostraciones populares de repudio. En ausencia de éstas el gobierno se conformará con un festival regimentado y financiado por el Estado en Plaza de Mayo, donde el público lo convocarán los artistas y las organizaciones punteriles políticas del kirchnerismo.

4.     La oposición tradicional, incluida la centroizquierda, se ha sumado apasionadamente al campo de Clarín bajo el argumento de la “defensa de la democracia y las instituciones”. Lo hacen incluso quienes votaron por la “ley de medios” cuando los vientos soplaban en otra dirección y ahora se declaran engañados por el oficialismo. Detrás de estos planteos se esconde la defensa de un programa ajustador que reclama la clase capitalista, en pos de una devaluación de la moneda que permita levantar el cepo cambiario, autorizar el giro de utilidades y abrir un nuevo ciclo de endeudamiento público y privado.

5.     Dentro del propio arco político del oficialismo el fallo judicial ha sido recibido con un silencio que denota un apoyo camuflado. Los Scioli, los Massa, los Urtubey ven con beneplácito la pérdida de poder de la camarilla oficial y piensan convertirse en los sucesores naturales del modelo nacional y popular. La burocracia sindical que integra la CGT-Balcarce tampoco abrió la boca. De tanto atacar a la derecha el gobierno se olvida que dentro de su propia configuración política milita el 80% de la derecha argentina.

6.     El Partido Obrero llama la atención a los trabajadores del país con que se están reuniendo las condiciones de una crisis política para la cual debemos prepararnos. El debilitamiento del gobierno, que se manifiesta en la pérdida de su capacidad de arbitraje, querrá ser revertida por éste mediante una alianza con los grupos empresarios y con la derecha que integra el oficialismo. La dependencia de los Scioli crecerá más que nunca. Mientras la oposición tradicional se valdrá de una demagogia favorable a las instituciones para presionar por un ajuste y estructurar una salida antipopular. En esta perspectiva se inscribe la marcha convoca! da por Moyano, Barrionuevo y Michelli para el 19 de diciembre. Es necesario denunciar estas dos variantes, igualmente reaccionarias, y oponerle la construcción de una alternativa de los trabajadores y la izquierda, con un anclaje profundo en las masas. Como un paso en esa dirección llamamos a realizar una demostración masiva el 20 diciembre, en el aniversario de la rebelión popular.


viernes, 7 de diciembre de 2012

En el Subte se juega una causa de todo el movimiento obrero


El traspaso kirchnerista a Macri terceriza la ofensiva antisindical

El proyecto de ley del PRO -que declara al subte como “un servicio esencial” y prohíbe, en la práctica, el derecho de huelga- se ha puesto un objetivo que le queda grande: doblegar al sindicalismo combativo del subterráneo.

Prueba esa intención también el propósito de avanzar sobre las 6 horas por insalubridad. La acción del macrismo sólo puede ser explicada, entonces, en un marco más general: el traspaso del subte al gobierno de la Ciudad representa una tentativa del kirchnerismo de tercerizar el ajuste a través de Macri, lo cual implica también el ataque al sindicato. No es casual que el Ministerio de Trabajo K se niegue en forma empecinada a reconocer a la AGTSyP la personería sindical y la capacidad para refrendar acuerdos paritarios en lugar de la UTA.
No se puede pasar por alto que Roberto Pianelli, el secretario general del sindicato, haya aceptado establecer una suerte de ‘autoregulación’ con el anuncio de que las huelgas serán advertidas con 48 horas de anticipación. Ningún sindicato combativo puede admitir tal cosa, porque esto supone ignorar las condiciones que imponen la necesidad de una huelga inmediata -como ocurre precisamente ahora, frente al descuento del 1% de los salarios en favor de UTA.

Desde enero de este año, el kirchnerismo viene realizando una campaña para que “Macri se haga cargo”del subte. Así, los nacionales y populares le entregan un servicio estratégico a la derecha privatizadora. La entrega del subte puede tener un solo objetivo: que Macri haga macrismo, lo cual muestra que la acción antisindical es parte de la asunción de responsabilidades que le impuso el kirchnerismo.

El traspaso terceriza el ajuste: un nuevo incremento de tarifas (al ya realizado del 127%), impuestazos (a las naftas, a las patentes y autopistas) y el ataque a los derechos sindicales. De esta forma, el kirchnerismo involucra en el ajuste a la oposición.

La complicidad del kirchnerismo con el macrismo se revela, también, en que el Ministerio de Trabajo se niega a reconocer al sindicato formado por los trabajadores del subte, mientras sigue reconociendo la jurisdicción de la burocracia de UTA. El gobierno de la Ciudad le refriega a la dirección kirchnerista de los Metrodelegados que el gobierno que ellos defienden es el que lo obliga a acordar con UTA. ¿Para qué quieren Pianelli y Segovia un gobierno nacional y popular, si éste se hace representar ante ellos por medio de la derecha? ¿Los K en el gobierno, los Macri en el poder?

En la Legislatura, la oposición al macrismo también exige “que Macri se haga cargo” -o sea que desarrolle su política. Por eso negocia el proyecto de ley antisindical, cuando tiene número para evitar su tratamiento. Teme que el retiro del proyecto ponga fin al traspaso. Así, las negociaciones en la Legislatura son una trampa para los trabajadores. Ya ocurrió el año pasado, cuando Macri impuso la derogación de las Juntas de Clasificación de los docentes. Hay que tener en cuenta que el proyecto del subte forma parte de una negociación más amplia, la cual incluye la entrega inmobiliaria de las mejores tierras de la Ciudad. La semana pasada, la Policía Federal K reprimió la movilización de repudio al pacto Macri-K a favor del grupo Irsa.

Macri no firmó el pago del 1% a UTA porque ésta sea la representación legal reconocida. Lo hizo para asociar a la CGT del gobierno a la ofensiva contra el sindicato independiente. Es una provocación para marcar el terreno. Pero el sindicato no debería limitar la huelga a este objetivo, que los usuarios ven como “pelea sindical”. Debe incorporar el reclamo del reconocimiento del sindicato por parte de CFK-Tomada y el retiro del proyecto macrista.

Con esta posición, la huelga debe ser indefinida.

La dirección del sindicato del subte se somete al kirchnerismo, a pesar de que éste no le da la personería. Es un seguidismo derrotista. Debería denunciar la tercerización del ajuste que implica el traspaso y reclamar el retiro de los proyectos de la Legislatura.
Macri está embalado: anunció que estatizaría la concesión. Rechazamos una estatización macrista, porque su fin es que Roggio se vaya con la guita saqueada, para traer a socios nuevos y re-tercerizar servicios conexos al transporte. Roggio debe devolver lo saqueado; la estatización debe ser bajo control obrero; los derechos sindicales, intangibles; la personaría gremial para el sindicato del subte.


jueves, 6 de diciembre de 2012

Corregir una orientación errónea


-Que se retiren los proyectos de traspaso
-Anulación del convenio de la UTA
-Personería gremial para AGTSyP

Compañeros del Subte
Este conflicto no es uno más, ni está en juego en el sólo la cuestión salarial, que si lo está. Estamos en presencia de un ataque en regla contra la AGTSYP en un operativo combinado de ambos gobiernos - el porteño y el nacional – y de la burocracia de la UTA. El convenio provocador que firmó la patronal con la Uta, ante funcionarios del gobierno macrista, sumado al proyecto de traspaso presentado por el Pro, dejan bien claro que el operativo consiste en aplicar un ajuste brutal sobre el subte y, para eso, sacarse de en medio a la AGTSyP que es el obstáculo que todos ellos encuentran para descargar la crisis del subte sobre el bolsillo de la población y sobre nuestras  condiciones de vida y de trabajo.

Echarle la culpa solo a Macri, es tratar de desviar la puntería. Macri es un privatizador antiobrero y reaccionario, que viene por el derecho de huelga, la jornada de 6 horas, la reducción de personal y la flexibilización laboral al mango. Pero es el gobierno nacional, el que suprimió los subsidios y le  ‘tercerizó’ el ajuste a Macri, sabiendo perfectamente que es un derechista, que viene a reventar a los trabajadores del subte y a los usuarios. Fue Cristina la que tiró la primera piedra cuando se burló de la “tendinitis” de los boleteros y dijo que nos quejábamos de llenos. Es el gobierno nacional el que se abrió de la paritaria que corresponde al ministerio Tomada, que mira para otro lado. Es el gobierno nacional el que sostiene a la UTA de la CGT Balcarce, y Tomada el que nos niega la personería gremial, que todo el país sabe que nos corresponde. Por eso fue un error durante meses convocar al verdugo con el “Macri hacete cargo”

Bien, si esto es así, consideramos totalmente incorrecta la línea de la Directiva del sindicato, que consiste en  ‘consensuar’ un proyecto con otros bloques “opositores”. ¿Con quién vamos a consensuar? ¿Con Ibarra que fue el que vetó la ley de 6 horas cuando era intendente? ¿Con la Bullrich que repudió la lucha contra la tendinitis? ¿Con el mafia Amoroso que reventó a los trabajadores del Casino? Es una línea que nos lleva al pantano de la Legislatura, donde los trabajadores no tenemos representación propia y donde el macrismo y el kirchnerismo tienen un acuerdo sobre un paquete de negocios millonarios con terrenos fiscales y dentro de ese paquete viene la negociación sobre el subte. Compañeros: la defensa de la UTA y la derrota de la AGTSyP es un punto de interés común de de kirchneristas y macristas. Y de la Coalición Cívica y de la UCR. Porque todos están por el ajuste y con el ajuste viene, en voz alta o en voz baja, el ataque al sindicato combativo del subte. Por lo tanto si siguen insistiendo, como política, en visitar a los bloques legislativos, cuando queramos acordar nos acuestan y hasta los kirchneristas se pueden dar el lujo de votar en contra y victimizarse, si el Pro, como parece, reúne los 31 votos que necesita.

Que se retiren todos los proyectos que se convoque a los trabajadores
La única salida de defensa de nuestra organización y de impedir el operativo privatista y negrero de traspaso, es imponer que se retiren todos los proyectos y que se pase  a debatir con los trabajadores como protagonistas cual es la solución para la recuperación del subte. En la legislatura somos de palo, no tenemos relación de fuerza para votar un proyecto propio. Pero una gran campaña de movilizaciones y medidas de acción con el apoyo del resto del movimiento obrero, los usuarios, las organizaciones sociales, si pueden evitar la entrega e imponer el programa de los trabajadores de salida a la crisis del subte: no al tarifazo ni al impuestazo; fuera Roggio, que se abran las cuentas de Metrovías y se investigue el destino de los fondos; impuesto a los grandes capitales para un fondo de recuperación del subte; defensa de todas las conquistas de los trabajadores

Personería gremial ya para la AGTSyP
La cuestión de la personería se ha vuelto crucial para nosotros. Siendo el sindicato genuino de los trabajadores, nos ningunean y nos refriegan por la cara la “legalidad” de la patota. La Uta es un aparato de matones que si no contara con el sostén del estado, no duraría una hora en el subte. Los trámites legales tienen el límite de que Tomada y el gobierno apoyan a la Uta, no a nosotros. La conducción de AGTSyP no le exige la personería por no enfrentar al gobierno del que se consideran partidarios. La personería tendrá que conseguirse con movilización y lucha

Proponemos
Cambiar el rumbo que vinimos tomando. Organizar una gran plan de lucha con paros y movilizaciones hasta lograr:

 1. Que se anule el convenio UTA – Metrovías
 2. Que se retiren los proyectos de traspaso y que ambos gobiernos convoquen a la AGTSyP a      tratar la salida para la crisis del subte 
3. Que se otorgue la personería gremial ahora a nuestro sindicato.

Agrupación Trabajadores de Metrovias

CHRISTIAN PALETTI, Delegado Taller San Jose (Linea C) EN A24




martes, 4 de diciembre de 2012

El operativo “traspaso del subte” se saca la careta



El gobierno nacional ‘estatista’, ‘progresista’, ‘populista’ y ‘antiimperialista’, ¿no sabía acaso que al transferir la gestión del subte a un gobierno ‘derechista’, ‘neoliberal’ y ‘privatista’, el resultado inevitable sería la aplicación de un ajuste social antipopular y la embestida contra un sindicato nacido desde abajo contra uno de los sectores más corruptos de la burocracia sindical?

¿No sabía que con esa transferencia a un gobierno que el propio kirchnerismo califica de elitista y antiobrero, habilitaba el camino para revertir una conquista histórica de los que trabajan bajo la superficie, como la jornada de 6 horas, impuestas como consecuencia de un proyecto de ley presentado por el Partido Obrero, de una batalla legislativa empeñada por todos los activistas del subte y los partidos de izquierda?

Lo sabía perfectamente. Lo que ha hecho el gobierno nacional es ‘tercerizar el ajuste’ a través del macrismo, su agente de derecha en la gestión porteña, con el cual comparte negocios inmobiliarios de gran porte, gestionados a través de bancos como el Hipotecario y el Macro, que forman parte del riñón de ambos gobiernos.

¿Para qué queremos un ‘gobierno nacional y popular’?, si éste fuerza a los trabajadores del subte a lidiar con un gobierno privatizador, en lugar de retener la gestión del servicio para mejor realizar las aspiraciones de obreros y usuarios.

Estamos ante un operativo de porte mayúsculo, que consiste en desarrollar un proyecto de gobierno sobre la base de una derrota del gremialismo combativo. Este proyecto de poder del macrismo cuenta con la complicidad, si no el apoyo directo, del gobierno nacional y las burocracias sindicales. No es casual que el gobierno de Cristina Kirchner insista en negar la personería sindical a los trabajadores del subte y defienda a rajatablas el monopolio de la corruptísima burocracia de UTA – una de las patas decisivas de la CGT oficialista de Caló. ¿Por qué algunos oficialistas reprochan a Macri que haya firmado una ‘paritaria’ con UTA y Metrovías si esto es lo mismo que hace el gobierno nacional? El cristinismo recalcitrante está dispuesto a ofrecerle una ‘victoria’ al macrismo a cambio de asegurar su programa de ajuste, que combina el cepo cambiario con el sa! larial, por un lado, y los tarifazos e impuestazos, por el otro.

Las provocaciones de Macri, Roggio y UTA contra los trabajadores del subte están ligadas al proyecto legislativo local para autorizar aumentos impositivos y tarifarios y para prohibir el derecho de huelga con el pretexto de que se trataría de un ‘servicio esencial’. Los bloques legislativos porteños, incluido el kirchnerismo, se han avenido al tratamiento de este proyecto, con el pretexto de reformarlo, que apunta a la quiebra de la capacidad de defensa de uno de los sectores fundamentales de la clase obrera en la Ciudad. El objetivo ulterior, que ya se ha hecho público, es derogar la jornada de seis horas para el personal de boletería y administrativo, en una primera etapa.

Una parte crucial de este operativo es el anuncio de una probable estatización de la concesión, por parte del privatizador Macri, que denunciamos como una cortina de humo para convalidar todo el saqueo ya realizado por el pulpo Roggio, y proceder a una mayor tercerización del servicio y a una nueva privatización. Queda al desnudo el fraude que constituye la reivindicación del estatismo a ultranza y en abstracto. En oposición a este fraude, exigimos la gestión pública del servicio bajo control de los trabajadores, que deben ser investidos también de la tarea de investigar los negociados del grupo Roggio y la malversación que ha hecho de los subsidios del Estado. Una gestión privada financiada con dinero del estado, equivale a una estatización al servicio del capital y de los funcionarios corruptos.

Retiro inmediato del proyecto de ley de traspaso del subte a la Ciudad y rechazo incondicional de cualquier limitación al derecho de huelga. Carácter irrenunciable de la soberanía sindical en la defensa de los trabajadores, frente a las patronales y al Estado
Que el gobierno de Cristina Kirchner reconozca de inmediato al sindicato del subte y convoque a la paritaria sectorial. Intangibilidad de la jornada de seis horas.
Intervención al conjunto de actividades y negocios del grupo Roggio, para investigar los fraudes cometidos en la gestión del subterráneo.
Gestión estatal del subte bajo control de representantes electos y revocables de los trabajadores.
Jorge Altamira, ex legislador porteño, autor de la ley de jornada de seis horas en el subte (2002), ex candidato a Presidente de la Nación por el Frente de Izquierda.

Jorge Altamira 

Junta Interna de ATE- Teatro Colón


La Junta Interna de ATE- Teatro Colón repudia el accionar de la patota de la burocracia de la UTA Y de la CABA. En nuestro primer Coliseo nos encontramos en una situación similar, ya que el directorio del Teatro Colón no acata  los fallos de la justicia, la cual le impone   al Gobierno multas de  $300 diarios por violación a las libertades sindicales.

Apoyamos la lucha de los trabajadores de  METROVIAS por sus conquistas salariales y de trabajo, a la vez que denunciamos esta provocación.

                                  Junta Interna Teatro Colón 
                                         Patricia Pérez

La Naranja de prensa apoya a los trabajadores del subte: basta de patotas


La Naranja de prensa repudia la acción brutal de la burocracia de la UTA contra los trabajadores del subte y su legítimo sindicato (la AGTSyP). Defendemos la lucha que los obreros de Metrovías dan por sus conquistas salariales y de condiciones de trabajo, y denunciamos que esta provocación viene de parte de una burocracia corrompida que ha perdido su representación en el subterráneo.

La opinión pública aún no ha borrado de su retina las repugnantes imágenes de Roberto Fernández, capo de la UTA, recibiendo masajes en una playa de Miami mientras los trabajadores del subte luchaban por su salario mediante paros y distintas medidas de fuerza. Fernández es de la misma calaña que Pedraza, quien al ser detenido por el crimen de Mariano Ferreyra se encontraba en su piso de un millón de dólares en Puerto Madero.

Es preciso alzar la voz una vez más contra las patotas, una constante de parte de la burocracia sindical, que sin ellas (más el concurso del Estado y la patronal) no podría sostenerse ni un minuto más en la dirección de los gremios, a cuyas bases traicionan sistemáticamente. Hace pocos días, la UOCRA (que como la UTA integra la CGT oficialista), apaleó a quienes protestaban contra la minería contaminante. Es decir que no sólo patotean a quienes deberían defender sino que también se alquilan como tercerizados de la represión a cuanta causa justa intente desenvolver nuestro pueblo.

A la vez, rechazamos las versiones que intentan reducir la crisis a un problema solamente “gremial”, porque hay responsables políticos. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner apaña a la UTA y sus patotas, que integran la CGT “Balcarce”. Al mismo tiempo, insiste en rechazar la personería gremial para la AGTSyP y defender el monopolio ilegítimo y burocrático de la UTA, contra la voluntad de la mayoría de los trabajadores. De esas decisiones políticas se nutre la burocracia de UTA, que hoy envió matones a golpear a compañeros y compañeras, para sobrevivir como organización en un lugar de trabajo donde sólo recoge repudio.

Ahora, el traspaso del subte a Macri implicó una ofensiva antiobrera en regla. El jefe de gobierno del PRO presentó un proyecto que liquida la jornada laboral y el derecho a huelga, y establece un tarifazo contra el pueblo.

Rechazamos la presentación de los hechos, por parte de algunos medios, como un “enfrentamiento” entre bandas sindicales. Lo mismo hicieron en octubre de 2010 con el ataque criminal en el que asesinaron a nuestro compañero Mariano Ferreyra. Una vez más fue lisa y llanamente una patoteada de la UTA, con la cobertura de la policía que no hizo nada frente al ataque.

Repudiamos por completo estas políticas antipopulares, y apoyamos a los trabajadores del subte, que pelean contra la paritaria trucha de la UTA, Macri y los K.

Basta de patotas, fuera la burocracia, personería para la AGTSYP.

Ningún traspaso sin intervención de los trabajadores y su sindicato.

La Fuba apoya a los trabajadores del subte: basta de patotas


La Federación Universitaria de Buenos Aires repudia la acción patoteril de la burocracia de la UTA contra los trabajadores del subte y su legítimo sindicato (la AGTSyP). Defendemos la lucha que los obreros de Metrovías dan por sus conquistas salariales y de condiciones de trabajo, y denunciamos que esta provocación viene de parte de una burocracia corrompida que ha perdido su representación en el subterráneo. Es preciso alzar la voz una vez más contra las patotas, una constante de parte de la burocracia sindical. Hace pocos días, la UOCRA (que como la UTA integra la CGT oficialista), apaleó a quienes protestaban contra la minería contaminante. Los estudiantes de la Fuba, compañeros de Mariano Ferreyra, decimos: basta de patotas oficiales y paraoficiales, fuera la burocracia sindical, castigo a los responsables.
A la vez, rechazamos las versiones que intentan reducir la crisis a un problema solamente “gremial”, porque hay responsables políticos. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner apaña a la UTA y sus patotas, que integran la CGT “Balcarce”. Al mismo tiempo, insiste en rechazar la personería gremial para la AGTSyP y defender el monopolio ilegítimo y burocrático de la UTA, contra la voluntad de la mayoría de los trabajadores.
Ahora, el traspaso del subte a Macri implicó una ofensiva antiobrera en regla. El jefe de gobierno del PRO presentó un proyecto que liquida la jornada laboral y el derecho a huelga, y establece un tarifazo contra el pueblo.
Rechazamos por completo estas políticas antipopulares, y apoyamos a los trabajadores del subte, que pelean contra la paritaria trucha de la UTA, Macri y los K.
Basta de patotas, fuera la burocracia, personería para la AGTSYP.
Ningún traspaso sin intervención de los trabajadores y su sindicato

lunes, 3 de diciembre de 2012

Ante la provocación de la patota de la UTA


Comunicado de la Agrupación Trabajadores de Metrovías

El asalto de una patota de la UTA a la línea D y el posterior bloqueo de las líneas por los mismos elementos, es una provocación que apunta a  romper el plan de lucha de la AGTSyP y a quebrar a este sindicato genuino del subte. Un accionar que está en la línea de un vasto operativo político, en el que participan tanto el gobierno de Macri como el gobierno nacional. El primero firmando un convenio con la UTA a espaldas de los trabajadores, con descuentos de dinero y un aporte obligatorio para no afiliados, para la caja de la UTA. Y enviando un proyecto legislativo de traspaso que destruye las conquistas de los trabajadores de los últimos 18 años - incluyendo el derecho de huelga y la jornada de 6 horas. El gobierno nacional por dejar correr todo esto, siendo el actual responsable del subte, el que regula y homologa los convenios y el que mantiene a la UTA en el subte, negando la personería a la AGTSyP desde hace casi 5 años. Es el gobierno nacional quien traspasa el subte a Macri para que aplique el ajuste. Impulsamos la anulación del convenio UTA – Macri – Metrovías; el retiro del proyecto macrista de la legislatura y el otorgamiento urgente de la personería a la AGTSyP. Que los trabajadores intervengan en el rescate y reorganización del subte, sin tarifazo, ni impuestazo, ni acciones antisindicales. 

Por ATM

Christian Paletti 1562079415
Carlos Taborda 1531851740


viernes, 30 de noviembre de 2012

Provocación de Macri y Roggio empuja el subte al paro



Al cerrar esta edición, los trabajadores del subte han resuelto comenzar, el día 29, un plan de paros que arrancará con tres horas rotativas por línea. La medida es consecuencia de una verdadera provocación surgida en las negociaciones que, en la Subsecretaría de Trabajo porteña, se mantenían entre la AGTSyP y Metrovías. Allí la patronal presentó un acta, previamente acordada con la burocracia de la UTA, que “cerraría” la paritaria, la cual ya lleva nueve meses postergada. Junto a un 23% de aumento, se establece el pago del retroactivo correspondiente en tres cuotas a pagar en enero, febrero y marzo próximos, sobre el propio cierre -en marzo- de este convenio. La novedad es que se descontará una suma fija -que promedia los 3.000 pesos por los días caídos de la huelga de diez días- y se fija un “aporte obligatorio solidario” de 1% para la UTA sobre la totalidad de las remuneraciones mensuales hasta el fin del acuerdo. Este arrebato burocrático apareció en convenios previos, pero la reacción obrera obligó a que la patronal lo compensara en la liquidación del sueldo. Esta vez, la compensación no figura.
La reacción de los trabajadores es furibunda. La tendencia al paro surgió desde las líneas. Nótese que en vísperas del debate sobre el traspaso del subte al control de Macri (ver nota), se produciría un espaldarazo sin precedentes a la burocracia de Fernández, contra la AGTSyP -el gremio que representa a los trabajadores del subte, el cual pugna por la personería gremial. El consenso en el cuerpo de delegados es llevar el reclamo paritario a su punto de partida, 28% de aumento al básico y a los viáticos, aumento de la antigüedad y de licencias.
Corresponsal
Extraído de Prensa Obrera N°1250

El traspaso, un plan de guerra con venia K


El proyecto de ley de traspaso del macrismo viene con un ajuste bajo el brazo, tal como era el propósito de los K. Contempla aumentos en los peajes, los combustibles y las patentes, sin excluir -para nada- un nuevo aumento de la tarifa. “Son 40 centavos por litro de nafta especial, 30 centavos por litro en el resto de las naftas y 20 centavos para gasoil” (dijo Vidal a Página/12) y un 10% en patentes automotores. Un impuestazo generalizado. El aumento del pasaje llegaría, en varias etapas, a 4 pesos.
Este plato fuerte viene con mucha pimienta, pues la ley declararía “esencial” el servicio del subte, para obligarlo a prestar servicios mínimos de emergencia en caso de conflictos sindicales (una frecuencia mínima del 90% en horas pico y 60% en horario normal). También prevé una reducción de personal y una extensión de la jornada para ciertas funciones (legislador macrista Ocampo).
Semejante ofensiva antiobrera ha descolocado a la conducción ultrakirchnerista del sindicato del subte, que hizo una campaña de meses para “que Macri se haga cargo”.
La base del sindicato ha leído todo esto en los diarios, pero desconoce qué está haciendo la directiva. Según el portal Minuto Uno, el secretario general Pianelli adelantó que “los metrodelegados no se opondrán a los aumentos de impuestos para financiar el subte, siempre y cuando precisen para qué se van a usar los fondos”. No hay siquiera una referencia a las ganancias de Metrovías, cuyos ingresos se multiplican como consecuencia de la explotación que realiza de distintos servicios comerciales y publicitarios, o incluso por el uso de las instalaciones para la conexión inalámbrica. Las reuniones que tienen lugar en la Subsecretaría de Trabajo porteña se han limitado a generalizar un plus salarial que, en ocasión de la huelga de diez días, se liquidó sólo a los carneros.
El tema de la personería gremial del sindicato no es menor, ya que habilita a la firma de convenios y escalas salariales. Carlos Tomada viene prometiendo, desde hace un año, una compulsa que determine el ámbito de cada sindicato -AGTSyA y UTA. Las versiones de que tendría lugar en febrero (una fecha extraña) no han sido confirmadas.
El traspaso macrista plantea un tarifazo para la población (de la Capital y el conurbano) y es la antesala al aumento del transporte metropolitano. El paquete legislativo del traspaso, que requiere el acuerdo K para recibir sanción, incluye una liquidación de importantes derechos y conquistas obreras.
Lo único que cabe es salir a enfrentar esta ofensiva con la más amplia movilización popular. La atadura de la directiva del sindicato al kirchnerismo es el principal freno para el éxito de esta lucha.

Sergio Villamil
Articulo Extraído de Prensa Obrera N°1250

jueves, 29 de noviembre de 2012

Comunicado de Agrupación trabajadores de Metrovías


El paro del subte responde a una provocación del gobierno Macri y la empresa de Roggio, que firmaron de espaldas a la AGTSyP un acta con la UTA donde, además de no modificarse el nivel salarial que se venía cobrando, se realizan fuertes descuentos de sumas previamente otorgadas y se coloca un aporte compulsivo para la UTA. Se trata de un 1% del total de la remuneración, “obligatorio y solidario”, todos los meses que dure el trato y que incluye a los no afiliados a ese gremio, que en el subte son la amplia mayoría.Este abuso es posible, por el bloqueo del Ministerio Tomada al otorgamiento de la personería gremial a la AGTSyP. La intervención de los funcionarios de la ciudad en ese acuerdo provocador, debe interpretarse como un anticipo de la ofensiva macrista contra los trabajadores del subte y los usuarios, que incluye, como se ha anunciado, tarifazo, coartación del derecho de huelga, reducción de personal y prolongación de la jornada de trabajo. 
Por ATM
Christian Paletti  1562079415 – Carlos Taborda  1531851740 – 

martes, 27 de noviembre de 2012

Paro general del 20 N, balance y tareas para una nueva etapa


El paro del 20 fue una enorme derrota política del gobierno K. La tendencia de los trabajadores a parar superó los encuadramientos gremiales. Quedó demostrado que el gobierno que exprime el bolsillo de trabajadores y jubilados, para pagar la deuda externa y subvencionar a los chupa sangre de las privatizadas, pierde poder aceleradamente y se aísla de los trabajadores y el pueblo a los que decía representar. Obreros de todo el país, repudiaron el impuesto a los sueldos, el arrebato del salario familiar, el veto al 82% móvil, la ley de ART que incrementa la fortuna de los capitalistas a costa de la mutilación y la muerte de los trabajadores. El golpe más fuerte lo sufrieron los gremios carneros cuya base se dio vuelta. Y los ultra K que llamaron a carnerear el paro como la CTA Yasky, donde los docentes de todo el país le pararon en alta proporción. O la conducción de la AGTSyP, que salió a atacar públicamente el paro por la propia, de espaldas a la masa del gremio, resultando que donde se hicieron asambleas, se paró el sector, como en la B o taller San José, o los trabajadores faltaron en tal proporción que impidieron el normal funcionamiento de las líneas.

Quien divide a los trabajadores

Voces de la directiva y sus lenguaraces, salieron a acusar a los sectores que pararon de quebrar la unidad del movimiento obrero. Como si el 20 N hubiera habido otra unidad del movimiento obrero que la unidad en el paro nacional y los que quebraron esa unidad no hubieran sido los acusadores. Dicen que los que pararon fueron funcionales a Moyano, cuando fue al revés, son los Moyano o Micheli, los que, detrás de variantes opositoras patronales, que combatimos, tienen que impulsar reivindicaciones que conmueven a la clase obrera. Y estas reivindicaciones son incompatibles no sólo con el gobierno K, sino con la oposición patronal que no las comparte. Por eso en el paro no asomaron la nariz ni Macri, ni De la Sota, ni la Bullrich. La voz del paro fue la de la izquierda y los sindicatos e internas combativas. Cuanto más masiva sea la intervención de los trabajadores en la acción, mas se estrechará el margen de maniobra de los Moyanos. Si mañana la CGT de Caló llamara al paro contra el saqueo de nuestros salarios por la AFIP, habría que adherir a él, manteniendo la independencia política y organizativa respecto de Caló. Lo que es anti obrero es seguir a los Caló, los Cavalieri, los Pedraza, cuando estos llaman al carneraje. Los pocos carneros que en el subte se sometieron a manejar los trenes o las señales, estuvieron codo a codo con la Uta. ¿Quién rompe entonces la unidad del movimiento que lucha? Porque si la “unidad” de la que hablan es con Fernández, es una unidad con los burócratas divisionistas de la CGT Balcarce.

Hartos de manoseo

Pero el paro tuvo otra virtud en el subte. Expresó una  tendencia muy fuerte de los compañeros a ajustar cuentas con la patronal y con todos los verdugos que manosean nuestra paritaria, que nos mantienen hace años en el exilio gremial, sin personería; los que juegan con la Uta y con los funcionarios del gobierno. La conducción de nuestro sindicato en cambio, lo trajo a Tomada el día previo al paro, a presentar unos libros de la editorial del subte. Tomada es el amigo y consejero de Pedraza y el responsable de patear nuestra paritaria y de bloquear nuestra personería. Una actitud rayana en la provocación.
Los trabajadores expresaron en el paro, no puede ser de otra manera, su desconfianza en el pacto Kircher – Macri para un traspaso del subte absolutamente reaccionario. Que viene con tarifazo, con impuestazo, con endeudamiento y con regimentación de los trabajadores. Y como parte de un paquete de negociados millonarios con terrenos de la Ciudad.  Los macristas acaban de declarar que impondrán en el subte el régimen  de servicio esencial que,  busca "obligar" a los sindicalistas a "garantizar" el servicio durante los paros. "Si hubiera una huelga, los gremios estarán obligados a garantizar el 90 por ciento de los viajes en horas picos y el 60 en horas normales" También vienen contra las 6 horas y por la flexibilización laboral ¿Que opina la directiva de estas “ventajitas” del “Macri hacete cargo” que vienen agitando desde hace nueve meses? ¿Y del paquete de negociados inmobiliarios?   ¿Hay algo más divisionista que el coqueteo con la patronal?  El enceguecimiento kircherista de la conducción los ha perdido y hoy se reúnen con funcionarios macristas, acompañando el traspaso. Decimos acompañando porque no han denunciado su carácter antiobrero; no se proponen movilizar a la AGTSyP por un programa de los trabajadores ante el traspaso, que debe basarse en la oposición al tarifazo, la expulsión de Roggio, la apertura e investigación de las cuentas, impuestos a los capitalistas que se la “llevan en pala” y no a los trabajadores y contribuyentes para financiar el rescate del subte. Dice Infobae que los “metrodelegados no se opondrán a los aumentos de impuestos para financiar el subte “siempre y cuendo precisen para qué se van a usar los fondos” ¡Se suman a los aplaudidores del ajuste!


¡Basta de manijazos! Asamblea general por nuestro programa y nuestro plan de acción

Desde hace semanas, mientras tanto, los campeones de la unidad del movimiento obrero, mantienen reuniones estériles en oficinas del gobierno porteño, donde no se firma la paritaria, ni se resuelve la personería de la AGTSyP. Esto en el afán de no enfrentar al “amigo” Tomada y al gobierno nacional responsables de que en el subte siga la Uta y la AGTSyP juegue en segunda. Con argumentos leguleyos  nos van a someter a una compulsa condicionada por la alianza de gobierno y la Uta. Rehuyen la movilización del sindicato a favor de la personería ahora.
Pero además de todo, esta directiva actúa por la propia, cuatro o cinco personas con línea directa con el gobierno y con el Frente Para la Victoria, deciden por todos nosotros ¿Quién les dio mandato para carnerear el paro general? ¿Que asamblea hicieron para conversar el traspaso con los macristas a puerta cerradas y con qué programa lo hacen? Ningún debate en la base. Lo poco que trasciende llega por los medios o por internet. Han destruido la tradición democrática y asamblearia de los luchadores del subte y están vaciando la AGTSyP como herramienta de lucha y ejemplo del movimiento obrero.
Desde ATM hacemos un llamado a todos los compañeros, a los activistas, a los delegados que no se agachan, a defender a la AGTSyP como organización independiente y de lucha. A poner freno a la domesticación que impulsa la conducción. A reclamar de cara al movimiento obrero la continuidad del plan huelguístico con un paro nacional de 36 horas. A impulsar una asamblea general, para pronunciarnos en ese sentido y levantar una agenda de acción por la paritaria, contra el carácter reaccionario del traspaso y por la personería ya para la AGTSyP.

       AGRUPACIÓN TRABAJADORES DE METROVIAS                      Noviembre 2012

jueves, 22 de noviembre de 2012

El cóctel del traspaso; tarifazo, impuestazo y endeudamiento



Definamos el programa obrero
Según algunos, Macri decidió tomar el subte a su  cargo para evitar el desgaste político causado por esta crisis, con vistas a las elecciones de 2015. En cualquier caso, la factura del traspaso será transferida a la población de la Ciudad y a los trabajadores del subte. La clave del proyecto que enviaría a la Legislatura esta semana gira alrededor del financiamiento del déficit operativo, que totalizó 720 millones de pesos el año pasado y fue cubierto por subsidios de la Nación. Los mismos que fueron reducidos este año a la mitad y que dejarán de aportarse el 31 de diciembre.
Según el macrismo, los recursos necesarios para 2013 ascenderían a 1.200 millones de pesos, incluido un aumento salarial del 25% y 200 millones de pesos para financiar una cobertura de seguridad en estaciones por la Policía Metropolitana. La mitad de estos aportes serían recaudados con impuestos al consumo de combustibles, con una tasa sobre los peajes y con la reasignación de recursos para obras públicas. El resto provendría de un reajuste del pasaje que, en forma escalonada, llegaría a cuatro pesos. En este punto, los del PRO quieren acordar con los kirchneristas un aumento simultáneo del boleto de los colectivos metropolitanos, que amortigüe la caída de pasajeros del subte. Un tarifazo en regla.
No terminan allí las preocupaciones macristas, ya que la renovación de trenes y la terminación de instalaciones para inaugurar estaciones ya construidas tienen un costo estimado de 1.000 millones de dólares. En vistas de ello, el alcalde solicita avales de la Nación para endeudar a la Ciudad con organismos internacionales de crédito. Con eso podría contrarrestar parcialmente, especulan, el incumplimiento de promesas electorales sobre extensión de las redes.
Llamó la atención de los medios que el ultra-privatista Rodríguez Larreta no haya descartado la posibilidad de proceder a una estatización del servicio. Sería una especie de “plan B”, en caso de que fracasara una renegociación del contrato con el actual concesionario, que está en manos de Benito Roggio, un grupo de excelentes relaciones con el kirchnerismo. En cualquier caso se trata de un reconocimiento del intolerable despilfarro de recursos que significó la intermediación de Roggio, que desvió subsidios públicos durante 18 años, mediante todo tipo de fraudes. Ni a macristas ni a kirchneristas se les pasa por la cabeza la idea sensata de investigar esos negociados y el destino de los fondos, a fin de establecer responsabilidades, resarcimientos y acciones punitivas. Si esta estatización de la que hablábamos llegara a darse sería sólo un paso intermedio hacia una nueva reprivatización, pero con el agravante de que el trabajo sucio del tarifazo y del saneamiento del subte lo habría hecho el “Estado”. El ingeniero aplicaría la fórmula kirchnerista de justificar el “tarifazo” como un beneficio al Estado y presentaría la conquista de los trabajadores -en especial, la jornada de seis horas, por insalubridad- como un “privilegio de un sector, que pagamos todos”. En esa dirección Macri adelantó que va a ser “muy exigente” con los gremios del sector. Podría servirse de un argumento “nacional y popular” -la salida de Roggio- para meter el disciplinamiento y la flexibilización laboral.
Como se ve, el proyecto del alcalde sería un plan integral de ajuste, basado en tarifazo, aumento de impuestos a los contribuyentes, endeudamiento y  apriete de tuercas a los trabajadores. En todo caso, este paquete de medidas antipopulares no ha conmovido a la directiva kirchnerista del sindicato del subte que, empeñada en su campaña para “que Macri se haga cargo”, aparece totalmente adaptada a este traspaso. Difundió un comunicado donde dice recibir “con agrado” la noticia; ha iniciado una ronda de visitas a legisladores y a funcionarios macristas, y dejó trascender que compartiría una reasignación de recursos del presupuesto para que se financie la operación del subte.
El kirchnerismo y el macrismo se han puesto de acuerdo en entretener al sindicato de los “metrodelegados” en negociaciones sin valor en la Secretaría de Trabajo de la Ciudad, haciéndole creer que se negocia una paritaria, a sabiendas de que ésta sólo puede acordarse en el marco del Ministerio de Trabajo de la Nación y que supone, para habilitar la participación del sindicato, el reconocimiento de su personería. El pianellismo se presta a este juego, porque de otro modo debiera denunciar a Tomada por la negativa a otorgar el reconocimiento del sindicato, y al conjunto del gobierno por rechazar la negociación paritaria. Es decir: se trata de una farsa que les sirve a todos para zafar de sus contradicciones.
La consistencia del acuerdo entre los gobiernos de la Nación y de la Ciudad deberá pasar la prueba ácida de la Legislatura. Macri, hábil, mandó un proyecto de ley para asociar al kirchnerismo al ajuste antipopular. Cuenta a favor con que el traspaso del subte forma parte de un paquete más vasto, que incluye la entrega de las tierras públicas de la Ciudad al capital inmobiliario. En su versión derechista Macri dice entender el mensaje del 8N, buscando “acuerdos” que le permitan llevar al kirchnerismo a un terreno de impuestazos y de ajustes.

La Agrupación Trabajadores de Metrovías y el Partido Obrero del subte vienen realizando una campaña en favor de rechazar todo el contenido reaccionario de este ajuste macro kirchnerista y de que los trabajadores del subte se movilicen por un programa obrero ante el traspaso. No al aumento del pasaje, no al impuestazo, fuera Roggio, que se abran y que se investiguen sus cuentas para verificar los costos reales y el destino de los fondos, que se incaute preventivamente su patrimonio; fondo de inversión para el subte en base a impuestos gravosos al gran capital, gestión obrera, paritaria libre, personería ahora para la AGTSyP.

Sergio Villamil
Nota extraida de Prensa Obrera N°1249

El paro de la B y un masivo ausentismo dividieron aguas



La adhesión masiva se manifestó en los días previos. Un factor importante residió en las reivindicaciones en juego. El impuesto a los sueldos se lleva hasta 2.500 pesos o más en algunos casos; ni hablar del recorte generalizado de las asignaciones familiares. Impactó mucho la reforma reaccionaria de Cristina a la ley de ART, en un medio donde dos trabajadores murieron electrocutados en el término de un año y donde se recuerda vivamente el ataque del gobierno a la “tendinitis” de los boleteros. O el 82% móvil jubilatorio para toda una camada de compañeros, que verán reducidos sus ingresos en más del 50% al pasar a retiro.
Toda esta tendencia chocó abiertamente con la conducción kirchnerista de la AGTSyP, que salió contra la huelga a calzón quitado. El secretario general, Roberto Pianelli, planteó abiertamente a los delegados que no pararían porque él es kirchnerista y apoya “el modelo”. Luego se reacomodó ante los medios, con un planteo sinuoso: dijo estar a favor de una reforma tributaria que grave a los altos ingresos, sin explicar qué alternativa ofrece -en lugar de la lucha- para impulsarla. Cayó muy mal en la base que el llamado a carnerear el paro se difundiera por comunicado de la comisión directiva, sin haber consultado a los trabajadores por ningún medio y vaciando así al sindicato como organización obrera. El adjunto Segovia, por su lado, que no apoyó movilizaciones previas de la CGT porque “no eran paros”, tampoco adhirió ahora que sí lo era. En su lugar, se sacó una foto que recorrió los medios, abrazado a Cristina en un acto oficial. Encima, la directiva patrocinó en la víspera del paro una presentación de libros de la editorial del gremio, con un panelista estrella: el ministro Tomada. Una verdadera provocación, no sólo por ser Tomada un enemigo de la clase obrera, amigo y socio del criminal Pedraza, sino, además, por ser el responsable central del bloqueo a la paritaria por nueve meses hasta la fecha, y el impulsor de la burocracia de la UTA como representante gremial oficial del subte, enterrando indefinidamente la personería de la AGTSyP.
La tendencia a la huelga, en ausencia de su organización por el sindicato, se expresó en un enorme ausentismo, que provocó que la Línea A no pudiera arrancar por la mañana, que la C corriera con sólo dos formaciones, la E con la mitad y la H con una. Los talleres se vaciaron. La expresión más avanzada y consciente del paro se dio en talleres San José, que votó la huelga en asamblea con un pliego de reclamos, y en Tráfico de la Línea B, donde el pianellismo fue derrotado en asamblea y delegados y activistas paralizaron totalmente la línea a las cinco de la mañana y durante toda la jornada.
La huelga delimitó los campos y dejó planteada la tarea de un reagrupamiento del activismo que apoyó el paro, con vistas a la lucha paritaria, contra el traspaso reaccionario, por la personería gremial y hacia la futura elección de delegados. La Agrupación Trabajadores de Metrovías desarrolló una enorme campaña por el paro y contra el carneraje y el desprecio por la democracia asamblearia de la directiva. Sus delegados fueron artífices del paro de la B.
Cristian Paletti

lunes, 19 de noviembre de 2012

Comunicado Taller San Jose Linea C: VAMOS CON EL PARO NACIONAL



El Taller San José (línea C) en asamblea decidió adherir a la huelga general convocada para el martes 20 de noviembre desde las centrales obreras CGT – CTA, en el que participarán miles de trabajadores en todo el país.


Discrepamos con las conducciones de Moyano y Micheli, que pretenden orientar esta expresión de lucha de la clase obrera hacia una salida patronal (De la Sota – Macri) de devaluación y ajuste, en similares términos a los que lleva adelante este modelo  “Nacional y Popular” de los K.

Entendemos que los trabajadores tenemos que irrumpir en esta la crisis nacional y mundial, con un programa propio de la clase obrera,fijando un plan de lucha que desarrolle el camino del triunfo de nuestras reivindicaciones que son los intereses de nuestras familias trabajadoras.
Convocamos a todos los compañeros de los sectores del subte a hacer asambleas y  exigimos a  la comisión directiva a que convoque una asamblea general para que se escuche la voz de los trabajadores y así no quedar al margen del resto de la clase obrera ante un Paro Nacional.

POR LA ANULACION DEL IMPUESTO A NUESTRO SALARIO. POR SALARIO FAMILIAR PARA TODOS, 700$ POR HIJO. UN SUELDO BASICO COMO MINIMO DE 7000$ Y DOBLE AGUINALDO. POR EL 82% MOVIL PARA LOS JUBILADOS. POR REAPERTURAS DE LAS PARITARIAS Y QUE NOSOTROS CERREMOS DE UNA VEZ POR TODAS NUESTRA PARITARIA. ABAJO LA LEY ANTIOBRERA DE LA ART, POR COMISIONES OBRERAS DE SEGURIDAD E HIGIENE. POR LA LEY DE INSALUBLIDAD DEFINITIVA PARA LOS TRABAJADORES DEL SUBTE. PERSONERÍA GREMIAL YA PARA LA AGTSyP


Subte TALLER SAN JOSE
AGTSYP
Delegado Christian Paletti 
cel: 1162079415

Comunicado Taller San Jose Linea C: Vamos con el Paro Nacional


Comunicado de la Agrupación Trabajadores de Metrovías.


Repudiamos la intervención de Tomada en la vida del sindicato del subte


La conducción del sindicato del Subte patrocina, en la fecha, la presentación de unos libros de la editorial del gremio, donde el presentador es nada menos que el ministro Tomada. Un personaje que la AGTSyP debería declarar indeseable, en primer término, por ser un amigo y consejero de Pedraza, el criminal responsable del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra. Como lo demuestran las escuchas telefónicas, donde Tomada le indica al criminal como conducirse para neutralizar a los tercerizados ferroviarios . Y porque Tomada es el responsable, en nombre del gobierno nacional, del bloqueo de nuestra paritaria, postergada desde hace nueve meses y del apoyo a la patota de la Uta, como representación sindical del subte, en contra de la AGTSyP, a la que viene negando, durante años, el reconocimiento de la personería gremial.
Este apoyo a Tomada, que se realiza de manera inconsulta, esto es, a espaldas de las bases del subte y violando toda su tradición democrática y asamblearia, cobra un doble significado anti obrero, al realizarse en la víspera de un Paro General del movimiento obrero, al que esta conducción ha decidido sabotear, en nombre de diferencias políticas con sus convocantes. Esto sin reparar en que los reclamos objetivos del paro, como el impuesto a los sueldos, el salario familiar o la ley de ART, son ofensas a la clase obrera que tienen un incidencia brutal sobre los trabajadores del subte.

Por Agrupación Trabajadores de Metrovías
Delegados:
Christian Paletti  1562079415 – Carlos Taborda  1531851740